0 No tags
Escrito por

Clientes de entre 20 y 30 años prefieren nuevos planes de ahorro

La cuenta de ahorros fue por décadas un producto de poca variedad e innovación en el mercado ecuatoriano. Su función se limitaba a guardar dinero y generar un bajo porcentaje de rentabilidad. Hoy en día, una nueva generación de cuentaahorristas ve en los planes de ahorro una forma versátil y útil para crear su propio patrimonio a mediano o largo plazo.

Banco de Guayaquil posee 700.000 clientes que disponen de una cuenta de ahorros, de los cuales el 80% permanece en el sector tradicional (utilizando el disponible) y un 20% se ha abierto a planes como el acumulativo o meta. En este último porcentaje destacan, en su mayoría, clientes de entre 22 a 30 años, que “ven estos nuevos instrumentos como diferentes, los adopta fácilmente y los usan de una manera cada vez más frecuente. En cambio, las personas de más de 35 o 40 años se mantienen usando la libreta de ahorros de la manera tradicional”, afirma Rodrigo Andrade, vicepresidente de Banca Personal y Tarjetas de Crédito del Banco de Guayaquil.

Esto no significa que las mencionadas líneas de ahorro sean exclusivas de un segmento, existe una campaña de comunicación constante por el banco para que se conozcan y aprovechen estos programas.

Actualmente, Banco de Guayaquil ofrece a sus cuentaahorristas los planes: acumulativo y meta. En el primero, el cliente deposita una cantidad de dinero disponible en su cuenta y se compromete con el banco a no retirar ese monto en un plazo de tiempo (30, 60 o 90 días). En el segundo, el cuentaahorrista determina que se le retire cada mes un valor y que este no pueda ser retirado hasta cumplir una meta establecida por el mismo cliente. Esta puede representar el valor de la entrada de una casa, un carro, un viaje, etc.

Para Andrade, la preferencia de alguna de estas opciones varía según el momento de vida del invididuo. “Los jóvenes están pensando más ahorrar para autos y viajes, luego matrimonio y casa. Mientras los que ya tienen una familia
guardan para la educación de sus hijos”, agregó. La rentabilidad también es importante, pues en la cuenta de ahorros disponible se aplica una tasa de interés del 1 al 1,5%, mientras que en los acumulativos o meta se eleva entre 3 y 3,5%.

Los clientes también pueden optar por el programa Ahorra Ahorrando, que permite acceder a descuentos o beneficios en una serie de establecimientos con solo presentar su tarjeta de débito del Banco de Guayaquil.