0 No tags
Escrito por

Banco Guayaquil Cumple con sus Obligaciones

BANCO GUAYAQUIL

A sus clientes y comunidad en general

 Ante la insólita y difamatoria publicación realizada por el Servicio de Rentas Internas con relación al impuesto a la renta pagado por el Banco Guayaquil, nos vemos en la obligación de realizar las siguientes puntualizaciones:

El SRI emitió glosas infundadas en contra del Banco Guayaquil por el impuesto a la renta de los años 2006 y 2007, ante lo cual presentamos, en ejercicio de nuestro legítimo derecho a la defensa, las respectivas impugnaciones judiciales.

Luego de los procesos legales correspondientes, la Corte Constitucional, mediante sendas sentencias expedidas dentro acciones extraordinarias de protección, le dio la razón al Banco Guayaquil y dejó sin efecto las sentencias emitidas por la Corte Nacional de Justicia. Sorprendentemente, la Corte Nacional de Justicia, a través de la sala competente, incumplió las referidas sentencias constitucionales, por lo cual nos vimos en el deber de recurrir nuevamente a la Corte Constitucional mediante sendas acciones de incumplimiento, que se encuentran actualmente en sustanciación.

En el periodo 2007 a 2016, el Banco Guayaquil ha pagado más de 314 millones de dólares en impuestos y contribuciones al Estado. Es decir, en dicho periodo ha contribuido a las arcas fiscales un promedio de 45 millones de dólares por año. Estas cifras demuestran claramente la formalidad, lealtad y transparencia que ha caracterizado a esta institución en materia tributaria. Es inaceptable que se pretenda mancillar su prestigio mediante una táctica intimidatoria para presionar a la justicia constitucional mediante un comunicado tendencioso e infamante.

Resulta inaceptable que una entidad del Estado utilice medios institucionales de difusión—cuenta de Twitter y página web del SRI—para intentar manipular la opinión pública. Más aún cuando la única “acusación” realizada contra el Banco Guayaquil es la de haber impugnado una resolución tributaria por las vías judiciales pertinentes. Se sataniza así a un contribuyente por solo ejercer su derecho. Se pretende denigrar a los ecuatorianos por defenderse ante injusticias del poder público siguiendo los cauces establecidos en la Constitución y leyes vigentes.