0 No tags
Escrito por

Guillermo Lasso presenta su renuncia a la Presidencia Ejecutiva del Banco de Guayaquil

Luego de 23 años de exitosa labor, Guillermo Lasso presentó el día de hoy, lunes 7 de mayo de 2012, al Directorio de la institución, su renuncia a la Presidencia Ejecutiva del Banco.

Los logros de Lasso en la Administración del Banco son muchos.   Se hizo cargo de una institución que tenia 14 puntos de venta a nivel nacional  y lo desarrolló  hasta alcanzar los 4,311. Un Banco con apenas 7 millones de dólares de patrimonio, se ha convertido en uno de 317 millones al día de hoy. Los 70 millones en depósitos del público de aquella época, ascienden actualmente a 2,521 millones. Los activos del Banco que sumaban 100 millones, este año ya sobrepasan los 3,500 millones de dólares.

La  cartera de crédito creció de 50 millones a más de 2,000 millones de dólares, impulsando de esta manera a hombres y mujeres de todas las condiciones sociales y de todas las regiones de nuestro país a cumplir sus ilusiones, tanto como personas y como emprendedores concediéndoles créditos que les han permitido tener casa propia, carro propio, iniciar un nuevo negocio o ampliar el que tuvieran, e incluso, proporcionándoles la posibilidad de estudiar en el exterior.

Hay que resaltar el  caso emblemático del Banco del Barrio, que ha sido reconocido por el BID como el mejor proyecto de bancarización de América Latina, y que le ha permitido al Banco de Guayaquil acercarse a millones de ecuatorianos y cumplir así nuestra promesa de estar donde estén, vayan donde vayan.

A su vez el Banco de Guayaquil, durante su administración se  convirtió en el mayor banco de capital abierto del país, con más de 10,200 accionistas.

En su carta de renuncia Lasso escribe: “Para mí, ha sido un honor asumir el inmenso desafío de llevar a puerto seguro al Banco de Guayaquil a lo largo de todos estos años. Una labor que -como ocurre cuando hablamos de un hijo y constatamos su crecimiento sano y vigoroso- ha sido fuente de alegrías tan profundas, que éstas siempre terminan por suavizar los inevitables momentos de dudas, tensión o preocupaciones. El equipo completo del Banco alcanzaba a 1,000 personas y hoy somos más de 3,100. Resulta que al cabo de tantos años de trabajo hemos formado una enorme familia, y esta familia es la verdadera protagonista de tantos y tan importantes logros. En verdad nuestro crecimiento institucional ha sido gracias al esfuerzo y talento de todos estos funcionarios, en quienes no sólo he podido encontrar brazos fuertes y mentes brillantes, sino también seres humanos de primer nivel. A ese respecto, no puedo dejar de mencionar el compromiso y respaldo brindado por parte del Directorio del Banco a lo largo de todos estos años. A sus miembros les estaré agradecido siempre por sus importantes consejos y recomendaciones”.

Lasso deja un gran legado, consolidando un Gobierno Corporativo que funciona eficientemente, y dejando preparado a un grupo de funcionarios altamente capacitados, que podrán hacerse cargo de la institución y llevarla a donde los nuevos desafíos lo requieran.

En los  23 años como principal ejecutivo de la institución, el Banco de Guayaquil nunca recibió ni un centavo, ni por un minuto, ayuda por parte del Estado ecuatoriano en forma de créditos especiales o consideraciones extraordinarias.

Finalizó indicando: “Hemos logrado convertir al Banco de Guayaquil en una institución solida, líquida y rentable. Una institución que prestigia a la banca nacional, y que ha logrado ennoblecer su gestión empresarial con un concepto que nos hace mejores como profesionales y como seres humanos: el trabajar con entusiasmo y con alegría por el simple hecho de tener claro que esto es, al final del día, un negocio de personas para personas”.